Seleccionar página

Alianzas entre marcas para sumar audiencias

¿Qué es lo que buscan las marcas demás de vender sus productos? Principalmente llegar a una audiencia determinada y ganar cuota de mercado entre sus competidores. Pues bien, hay muchas formas de conseguir llegar a tu audiencia: Promociones, campañas de publicidad, puntos de venta, redes sociales, site de la marca…, pero también existen otras formas más originales y menos costosas.

Os contaré de donde nace esta reflexión. Imagino que todos habréis escuchado la canción de Maluma “Haway”; suena en todas partes y ha sido bastante controvertida, ya que “por lo visto” Maluma se la dedica a su ex-novia Natalia Barulich que le dejó por Neymar, futbolista del Paris Saint-Germain, lo que generó cierta polémica y ruido en las redes y en consecuencia las audiencias de los tres protagonistas visitaron las redes sociales del resto para ver que estaba sucediendo, y donde Natalia, personaje menos conocido, casi duplicó su audiencia en redes sociales.

Un poco más tarde incluso la cantante Beatriz Luengo canta la canción, como respuesta a Maluma, cambiando la letra, contestando al cantante, consiguiendo 25,2mm de reproducciones en Instagram, cuando la media era de entre 200k y 400k reproducciones.

Bien, lo que pretendo sugerir es que las marcas tienen a su alcance el poder crear alianzas poderosas que les permitan llegar a las audiencias deseadas sin realizar grandes desembolsos económicos, donde las dos marcas ganan la audiencia de las otras, solo realizando un poco de ruido mediático y publicitario, pero obteniendo el doble de resultado.

Según un estudio realizado por la agencia de Investigación cualitativa Quid los Milenials actualmente consumen las siguientes marcas:

Moda: Zara 23%, Nike 20%, Pull&Bear 16%, H&H y Bershka 11%, Mango, Stradivarius 8%

Bebidas: Absolut Vodka 25%, Ron Barceló 21%, Larios 12%

Belleza: L’Oreal 25%, Nivea 21%, Pantene 12%,

Turismo: Airbnb, Trivago, Ryanair

Alimentación: Marcas blancas, (Hacendado y Carreforu Express)

Si pretendemos rejuvenecer nuestra marca, podemos intentar trazar una estrategia de búsqueda de marcas afines a la nuestra en filosofía estilo, y crear un partnership que nos permita compartir audiencias creando pequeñas campañas en redes sociales.

Estas acciones pueden ir desde alianzas sutiles, donde les proveemos de nuestros productos para que los usen en sus campañas publicitarias realizando una especie de product-placement, como acciones más concretas donde manifestamos abiertamente nuestra comunión entre marcas, y buscamos hacer acciones conjuntas.

Ahí os dejamos un nuevo terreno que explorar para vuestras marcas, por descontado si queréis asesoramiento o gestión en este tipo de acciones, en Roldós Media, podemos asesoraros y ayudaros en lo que preciséis.

 

Carolina Santiago
Directora de Cuentas de Roldós Media

La cuna distópica

A mediados de Septiembre se despertaron todas las alarmas en Redes Sociales cuando grandes Influencers de nuestro país empezaron a publicitar, de manera simultánea, una cuna con pantallas incorporadas. Laura Escanes, Grace Villareal, Oh.mamiblue, Verdeliss y muchos otros compartieron stories y posts mostrando el producto, alegando los beneficios del mismo en los bebés.

 

Las reacciones no se hicieron esperar, aparecieron miles de comentarios en todas las redes y se esparció la noticia como pólvora. Se podría decir que prácticamente el 100% de estos comentarios fueron negativos, el debate sólo tenía un bando y podríamos resumirlo en: “¿Es esto real?, ¿es una broma?, parece un capítulo de Black Mirror, no me puedo creer que esto venga de un Influencer”.

Y, efectivamente, no era real. 24 horas después de que los Influencers publicaran los posts y stories sobre la polémica cuna, se desveló que todo fue parte de una acción gestada por Multiópticas;  la idea surgió a partir del trabajo que la marca lleva haciendo varios años con Screen Pollution y LLYC, donde tratan de fomentar el uso responsable de las pantallas.

Quisieron crear una campaña impactante, y no hay mejor manera de llegar a los usuarios que enfocando la acción hacia los más pequeños. Tomaron como referencia el debate que existe en las RRSS, donde padres y madres abogan a favor o en contra de la exposición de los más pequeños a las pantallas.

Javier Sánchez, director de Marketing de Multiópticas, dijo para Dircomfidencial: “(…)nuestro mayor miedo al principio fue que no generase suficiente polémica. Éramos plenamente conscientes de que podía ser un tema controvertido y cuando lo testamos en un focus group provocó una gran tensión… pero nunca se sabe. (…) hicimos diferentes escenarios en los que desvelábamos a las 16 horas, a las 24 y hasta a las 48 horas. Si no funcionaba podríamos haber estresado más el tema al día siguiente, pero todo fluyó tal y como esperábamos e incluso los influencers nos pidieron salir mucho antes porque estaban sufriendo muchas ‘presiones’.”

Podemos afirmar que la campaña fue todo un éxito, haciendo eco tanto en redes como en medios. Es un excelente ejemplo del poder de los Influencers, ya que tienen a millones de personas pendientes de qué dicen, piensan o publican. De esta manera, se pudo introducir un mensaje casi distópico con mucha naturalidad y dejar que la acción se desarrollara por sí misma.

No cada día se puede montar algo tan rompedor con personalidades tan influyentes, pero tanto para este tipo de acciones como para otras más reducidas pero con alto impacto en targets más específicos, podéis contar sin duda con Roldós Media.

 

 

Alma del Campo

Digital Communiation – Houser & Houser

El dilema de las redes: Documental de Netflix

Imagino que algunos de vosotros habréis oído hablar, o incluso habréis visto, el documental de Netflix, “El dilema de las redes” de Jeff Orlowski, donde se habla de la parte más controvertida y quizás oscura de las redes sociales.

El dilema de las redes sociales - Paco Tomás - 'Los cinco'

En este documental Tristán Harris, actual Co-Fundador de Center for Humane Technology y ex Especialista de ética del diseño en Google, explica junto a otros profesionales del sector trabajadores de Google, Twitter, Pinterest, Instragram, o Facebook, como la tecnología de la inteligencia artificial, que controla los contenidos que vemos en nuestras redes sociales, ha evolucionado de tal forma que incluso sus propios creadores han perdido el control sobre lo que son capaces de conocer sobre nosotros, ya que evolucionan de forma independiente y autónoma, aprendiendo sobre nosotros cada día y acumulando data que les ayuda a ofrecernos un contenido más apropiado para nosotros. A todos ellos el realizador comienza lanzando una pregunta “¿cuál es el problema?” a la que ninguno de ellos sabe contestar….

Esto sin duda da vértigo, y es natural que nos asuste perder el control, y sobre todo la libertad a la hora de decidir o pensar. Tristán comenta que los feeds de nuestras redes sociales son totalmente distintos, ya que a cada uno nos ofrece contenidos afines a nuestros pensamientos e intereses, creando una mayor polarización de la sociedad. Incluso Guillaume Chaslot – ex Ingeniero de Google -, aconseja utilizar la extensión de Chrom que quita las recomendaciones de búsquedas que él mismo ayudó a programar.

Perfiles de Twitter de Tristan Harris y Guillaume Chaslot

Lógicamente toda esta personalización de contenidos persigue un objetivo comercial con nuestras marcas; ellas pretenden llegar a nosotros de la forma más Orgánica posible, y aun a riesgo de parecer una negacionista del poder que ejercen las redes sobre nuestros hábitos, debo romper una lanza en favor de esta evolución tecnológica, ya que sinceramente creo que es el ejemplo más claro del concepto Win Win, donde las marcas son capaces de llegar a quien realmente las busca, y nosotros disfrutamos de anuncios y contenidos que realmente nos definen, evitando tener que ver aquellos que no son interesantes para mí.

Pienso que, si bien es cierto que debemos ser críticos con la información que nos llega y saber darle el valor justo, intentando documentarnos adicionalmente en otras fuentes para contrastar las informaciones que recibimos – haciendo especial hincapié en estos aspectos con nuestros jóvenes -, no debemos negarnos a la evolución tecnológica, sino aprender a gestionarla para seguir creciendo como sociedad, ya que frenar el progreso nunca en la historia ha sido una buena decisión.

¿Qué habría pasado si el miedo al progreso hubiera frenado a las mujeres emprendedoras o directivas? ¿Y si cuando salieron al mercado los ordenadores o los móviles, la gente – por temor a las radiaciones de los aparatos – hubiera decidido no comprarlos? Realmente pienso que la tecnología avanza más rápido de lo que el ser humano es capaz de gestionar, pero creo que es nuestra responsabilidad como sociedad el aceptar la evolución social y tecnológica y disfrutar de sus ventajas, teniendo en cuenta sus riesgos, pero no cerrando el paso a la evolución.

A mí como usuaria, y reconozco estar sesgada por mi pasión por la publicidad, me alucina ver como Instagram me muestra un anuncio de Benetton niños cuando mi marido acaba de entrar de forma orgánica a su web para comprar la ropa del cole del niño, porque sabe que vivimos en el mismo domicilio. O incluso me fascina cuando me muestra un anuncio de un producto complementario a otro que acabo de comprar. Pero intentando ser lo más objetiva posible, y reconociendo que me asusta que disponga de tanta información de mi persona, debo decir que me facilita la vida y me ofrece soluciones que me interesan o que pueden interesarme, así como me gusta poder buscar en mi cronología de Maps donde estaba el restaurante al que fui hace un año, pero no recuerdo el nombre ni el lugar.

De la misma forma que al médico debo darle todos los detalles de mi caso para que haga un diagnóstico lo más acertado posible, pienso que la evolución tecnológica nos lleva a compartir toda nuestra información a cambio de un beneficio como usuario que difícilmente podemos parar, simplemente debemos aprender a gestionarlo y medirlo, porque sin duda ha venido para quedarse.

Voy a terminar con una reflexión: si en tu trabajo tienes un empleado que destaca notablemente en algo ¿qué haces? ¿lo sacas de tu equipo para que no resalte por encima de ti? ¿O intentas aprender de él y exprimir todo su potencial?

Así que, como pregunta el realizador del documental: “¿Cuál es el problema? ¿La tecnología o nuestra capacidad para darle el uso y la relevancia adecuada?”

 

Carolina Santiago
Directora de Cuentas de Roldós Media

Teambuilding en tiempos de COVID

El año 2020 ha pasado como un suspiro; hace apenas unos días estábamos confinados en Marzo y de pronto, en un abrir y cerrar de ojos, ya encaramos el último trimestre del año. La rapidez con la que los días, semanas y meses se han sucedido solo son un reflejo del caos que se instaló en nuestras vidas hace un tiempo. Quizás ese caos se ha reavivado un poco con la vuelta al cole, pero podríamos decir que estamos más inmunizados. Sorprendentemente, hemos conseguido hallar una rutina y estabilidad dentro de la situación. Aún así, en dicha rutina quedan eximidas algunas cosas; detalles, manías y costumbres que la pandemia se ha llevado con ella.

Una de las cosas que la situación actual nos ha obligado a dejar atrás es la falta de socialización, lo que afecta tanto en el ámbito personal como el laboral. En las empresas, especialmente las pequeñas, a lo largo de los meses y años de convivencia se crean micro-climas entre los empleados, formando un equipo. Nos da algo de pena afimar que, actualmente, hemos dejado atrás los saludos a primera hora de la mañana o las comidas acompañadas de divertidas conversaciones. Es por ello que en Houser & Houser han decidido reforzar el espíritu de equipo desde la distancia.

Hace unos días, en Houser & Houser – nuestros colegas del departamento digital – realizaron un parón de sus apretadas agendas e invitaron a compañeros y amigos a realizar una actividad de teambuilding…¡online! Desde luego, un evento totalmente adaptado a la realidad actual.

Gracias a Recrea.team se embarcaron (junto con algunos compañeros de la órbita Houser) en un “escape room” virtual dónde la piedra angular de los acertijos a resolver era la cooperación. Pasado un rato el objetivo final quedó más de lado, tomando relevancia el pasar un rato ameno y divertido con los compañeros. Podemos afirmar que no estaba previsto fomentar la competitividad, pero surgió y pasó a ser una parte más del entretenido juego.

Si tu empresa está interesada en realizar una actividad de teambuidiling adaptada a las necesidades actuales no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

 

Alma del Campo

Digital Communication