Seleccionar página

¿Qué “lenguaje” debemos usar en TV?

Como muchos de vosotros ya sabréis, este año celebramos nuestro aniversario, con 150 años
de historia tras nuestras espaldas “HABLANDO EL LENGUAJE DE LOS MEDIOS”.
Esta frase, abandera nuestro aniversario, y por ello queremos rendirle especial homenaje
parándonos a analizar, con un post al mes, cuáles son las características del lenguaje que
debemos utilizar en cada medio para sacarle el mayor rendimiento posible.

Canales de TV

En Roldós le damos mucha importancia, a la adecuación del mensaje y a la selección del
medio, siguiendo unos criterios, casi artísticos, que delimitan la idoneidad de ambos,
dependiendo de los objetivos, los mensajes, y la estética de las creatividades.
No todos los medios son válidos para nuestra campaña, y la importancia de seleccionar bien y
de comunicar adecuadamente en cada medio, son casi tan importantes como la propia
inversión publicitaria.

En esta ocasión hablaremos de la Televisión, ¿Cuándo debemos utilizar este medio? ¿Qué
formatos son los correctos para mi objetivo? ¿Qué voy a decir para sacarle el máximo partido a
mi campaña?
Respecto a cuándo debemos usar este medio, primero debemos dividir entre campañas
Nacionales y Regionales, donde optaremos por unas u otras cadenas, dependiendo del ámbito
de actuación, A continuación, debemos determinar qué objetivos son los más válidos para este
medio.

OBJETIVOS VÁLIDOS PARA TV

Reputación y confianza de marca: La Televisión es un medio que, gracias a su poder
prescriptor, permite mejorar la confianza y la reputación de nuestra marca, mejorando la
imagen sobre nuestra audiencia. Podemos incluso seleccionar nuestra presencia en
determinados programas con alta afinidad con nuestro público, consiguiendo así un mejor
resultado en este sentido.
Para poder realizar campaña en este medio, deberemos pasar https://www.autocontrol.es/ ,
que se encargará de determinar si nuestro anuncio es responsable: Leal, veraz, honesto y legal.
Este requisito permite mantener la calidad de este medio y seguir reforzando su poder a la
hora de afianzar la reputación y confianza de las marcas que se anuncian en él.

Cobertura rápida: Sobre todo para campañas nacionales en cadenas para este ámbito, la
Televisión sigue siendo, a día de hoy, el medio líder para construir cobertura rápida, ya que,
gracias a la homogeneidad de alcance a todos los hogares y su rápida difusión, podemos
construir coberturas de sobre el 80% en la primera semana de campaña.
En el caso de las TV regionales, dependerá mucho del alcance que tenga la cadena sobre su
comunidad, ya que no todas tienen el mismo éxito en sus regiones.

OBJETIVOS MENOS VÁLIDOS PARA TV:

Captar a un público Joven: Si buscamos impactar a jóvenes de entre 14-25 años, difícilmente
los encontraremos en este medio, ya que éste es un público que ve la Televisión muy
puntualmente, y si lo hace, es para ver aplicaciones de series o películas.

Cuando ya hemos escogido la Televisión como medio para nuestra campaña, debemos
seleccionar bien el formato que vamos a usar.

Campaña de Spot convencional: Están pensadas para un objetivo de cobertura, y
seleccionaremos bien los espacios donde aparecemos, en base al alcance de nuestro público
objetivo.
 Spot de 20”: Es el formato estándar para España
 Spot de 10”: Este formato, al ser más económico, nos permite abaratar los costes de la
campaña y estar más tiempo en pantalla con el mismo presupuesto. Se suele
comenzar la primera semana con todo 20” y luego se van añadiendo los 10” para
terminar solo con 10” la última semana.

Campaña de Especiales: Especiales se consideran todos aquellos espacios que están dentro de
los propios contenidos y donde usamos el poder prescriptor del programa y sus
presentadores/colaboradores para ajustar la afinidad con nuestro target. Estos formatos son
muy cualitativos y no solo mejoran nuestro posicionamiento y reputación, sino que son muy
útiles para potenciar las ventas.

Por último, nos preguntábamos, qué es lo que debemos decir para conseguir optimizar al
máximo la inversión en este medio, y si bien es cierto que el rigor de la TV nos obligará, desde
Autocontrol, a utilizar un lenguaje y mensajes correctos y veraces, también debemos adecuar
el mensaje de nuestros espacios, no solo al de nuestro target, sino al del programa o espacio
en el que vayamos a tener presencia, ya que esto favorecerá mucho más a la integración de
nuestro contenido en ese espacio.

En Roldós Media, te animamos a que compartas con nosotros tus objetivos de campaña, y sin
coste ni compromiso, te asesoraremos sobre que mix de medios o formato le conviene a tu
objetivo, para maximizar su eficacia.

Carolina Santiago. Planificación de Medios.

150 años hablando el lenguaje de los medios

Apreciad lector/a:

Mi nombre es Roldós Media, aunque algunos me conocéis como Roldós Publicitat o, simplemente como Roldós. Es cierto, mi nombre ha ido cambiando a lo largo del tiempo, pero después de tanto tiempo, supongo que es normal. En estos momentos te estarás preguntando por qué, hoy, escribo yo este post, a título personal. Bueno, empresarial, mejor dicho. Pues bien, tengo el placer de anunciar que ¡cumplo 150 años! Algunos pensaréis que soy algo vieja; otros tantos, que soy mayor; algunos pocos, antigua; y los más (espero), que soy, simplemente, una agencia veterana.

El caso es que, allá por 1872, don Rafel Roldós Viñolas -tras años de experiencia profesional como agente de publicidad y de otros proyectos empresariales- tuvo el valor de fundar, en un pequeño local de la céntrica calle Escudellers de Barcelona, el centro de Anuncios Roldós y Compañía, una embrionaria agencia de publicidad orientada a la tramitación de anuncios y que presumía de ofrecer “grandes ventajas para el anunciante”. O, lo que es lo mismo, fue el año en que nací yo. Mis mocedades estuvieron marcadas por un rápido crecimiento, impropio en los tiempos de que hablamos, donde se empezaban a dejar atrás largos años de hambruna y de miseria. Por lo que me contaron, tuve una importante labor en la configuración de la fisonomía de la ciudad en tanto que participé activamente en el hilado de su tejido empresarial, en tanto que impulsé su actividad comercial a través de una nueva herramienta: los anuncios. A finales del siglo XIX -tras el derribo de las murallas que delimitaban el centro de la ciudad, la implementación del Ensanche de Barcelona y la revolución industrial y textil que se produce con fuerza en Catalunya- Barcelona se transforma. A partir de ese momento, las fronteras se empiezan a desdibujar y todo y todos empiezan a ser accesibles.

Así las cosas, tengo el honor de ver nacer a grandes marcas, algunas ya desaparecidas y otras que aún perviven, y a propósito de estos acontecimientos y del arraigo que siento hacia ellas, me veo en la obligación de velar por su crecimiento, una decisión que me conduce a iniciarles en esto de la publicidad, una actividad, la anunciadora, que por entonces contaba con poco crédito, lo que dificultaba mucho mi labor. En plena juventud, nada se me resistía, así que me animé, también, a conseguir otro difícil reto: que lectores y transeúntes aceptaran su papel de audiencia y de consumidores, y se acostumbraran a convivir con anuncios, y a que supieran darles el crédito que empezaban a merecerse. Y todo ello sin olvidarme de los medios, por aquel entonces, la prensa y las revistas, cuya trayectoria hubiera sido más bien efímera si no hubiera estado la publicidad de por medio.

El cambio de siglo fue especialmente convulso: guerras mundiales, guerras civiles, gripes pandémicas -pese a las incontables vitorias a las que hizo frente, Rafael Roldós perdió la batalla contra la gran epidemia de gripe de 1918-, devastadoras crisis económicas, y un sinfín de acontecimientos que pusieron en jaque a todos los sectores, entre ellos, también al publicitario. Pero, una vez más, tuve la suerte de poder superar todas las adversidades, ingenua aún de lo que me iba a deparar el futuro. ¡Juventud, divino tesoro! Durante todo el siglo XX me mudé unas cuantas veces, lo que me permitió darme a conocer aún más y consolidar mi imagen como una de las agencias más importantes del país. En 1929 tuve ocasión de establecer alianzas con otras agencias y juntas creamos la Empresa Española Roldós-Tiroleses, S.A. de Publicidad -la primera gran fusión de agencias de publicidad del país-. Este movimiento empresarial me acercó a otras maneras de hacer y, por supuesto, a ver cómo se trabajaba en otras comunidades autónomas. De esta experiencia, obtuve varios clientes y colaboradores que aún mantengo. En 1933 mi nombre volvió a cambiar, y pasé a ser, durante un breve período de tiempo, Rodós-Gispert, pero la guerra civil truncó la iniciativa; pronto volví a emprender mi camino en solitario.

Tras la transición, llegó la televisión. ¡Cuántos anuncios se llegaron a rodar en los bajos del maravilloso local en el que estuve, en Vergara, 11! Seguramente, muchos me recordáis porque fui el primero en tener un ascensor hidráulico de la ciudad. Aunque si nos ponemos melancólicos, no puedo obviar mis años más bohemios y glamurosos… la época en que abrí una sucursal en la afamada calle Tuset, la Madison Avenue barcelonesa, cuna de corrientes artísticas y culturales y por donde desfilaron los cuerpos y las almas de la gente más variopinta del panorama nacional e internacional. ¡Qué tiempos aquellos! Pero todo lo bueno se acaba, o eso dicen, así que después de estos años de explosión creativa, se produjo un acontecimiento que cambiaría para siempre el negocio publicitario. Nos encontramos ante los primeros años de internet, un nacimiento que, aunque tímido, ya dejaba entrever que algo importante estaba por llegar. Y vaya si llegó… Aquí sí que pasé miedo. Bueno, yo y todos los que nos dedicábamos a esto. Fue entonces cuando decidí cambiar el rumbo de mi trayectoria. Supe ver (a tiempo) y aceptar (a tiempo) que las grandes multinacionales disponían de unos recursos a los que yo, pese a mis años de experiencia y a mis momentos de gloria, no me podía enfrentar, por lo que decidí cederles esta parte del pastel, la creativa, para quedarme con la otra parte. Una parte que, además, era lo que mejor sabía hacer: la planificación de medios. Pero para entonces ya no bastaba con cursar, tramitar anuncios, o negociar tarifas y rappels, como había hecho en mis párvulos inicios. Ni mucho menos. Para entonces, la planificación de medios se había convertido casi en ciencia y era necesaria mucha, pero mucha especialización. Y me puse a ello. Y como siempre se me han dado bien los estudios, aquí sigo, formándome constantemente y aprendiendo de quienes tengo cerca. Es decir, creciendo, pero por dentro, no solo por fuera, que también.

En resumen, llevo 150 años hablando, oyendo, escuchando y entendiendo el lenguaje de los medios y para celebrarlo tengo previsto festejarlo durante estos doce meses. Hoy, más que nunca, merece la pena celebrar la vida, aunque sea en clave empresarial. En mi caso, no solo soy una empresa más que centenaria, soy una empresa familiar, en la que la unidad, el esfuerzo, la pasión y el respeto son valores que siempre han estado presentes y que se traducen, también, en nuestro trabajo y en la relación que tenemos contigo. Gracias a ti, que estás; a ti, que estuviste; y a ti, que estarás, puedo afirmar que soy la agencia más antigua del mundo en activo. Porque la historia no se escribe sola, o por lo menos, esta no.

Carolina Serra. Marketing Strategies.

3, 2, 1… ¡150!

Nos es grato poder compartir con nuestros lectores, que sabemos que no son pocos, la fantástica experiencia que vivimos la pasada semana en @UICBarcelona. Desde el pasado mes de septiembre, los estudiantes de tercer curso del Grado de Publicidad y Relaciones Públicas de la Facultad de Comunicación de esta universidad, han  esta trabajando en el briefing que les entregamos al arrancar el curso académico. ¿El motivo? Nada más y nada menos que ayudarnos a desarrollar el eje creativo y la imagen gráfica de la campaña que vamos a llevar a cabo a propósito de nuestro 150 aniversario. Sí, has leído bien, en 2022 celebramos que en 1872, Rafalel Roldós tuvo la gran idea de crear el Centro de Anuncios Roldós y Compañía, en aquel pequeño local de la calle Escudellers, una empresa que ha mantenido su actividad de forma ininterrumpida, pese a haber vivido dos guerras mundiales, una guerra civil, alguna que otra pandemia, y otros tantos momentos convulsos de la historia.

Somos conscientes de que es un acontecimiento único, somos una de las agencias más antiguas del mundo (por no decir la más), y por eso quisimos brindar la oportunidad a este grupo de futuros profesionales para que nos ayudaran a seguir creciendo. Quienes nos seguís sabéis que somos de los que piensan que, para avanzar, hay que estar muy atentos y saber escuchar el entorno. Y, ¿qué mejor voz que la de nuestro futuro más inmediato? Pues eso.

Así que, como veníamos diciendo, el pasado martes fuimos a escuchar la voz de los once grupos, a presenciar la culminación de sus proyecto. El Día D había llegado- parte del vocablo publicitario tiene un origen bélico, por lo que no podía ser un día cualquiera- y tenían  presentar a Roldós Media sus ideas y propuestas, y poner en valor estos meses de duro trabajo, al tiempo que olvidaban las largas noches de insomnio, o las primeras riñas semiprofesionales. En 10 minutos, cada grupo -habían trabajado sendos proyectos, bajo el rol asignado y con estructura de agencia de publicidad- defendió a capa y espada su campaña para intentar demostrar que la suya era la mejor opción. Podivm, Nammu, Zeal, Krea, Kreemo, Chiringui, Publiving, New Day Agency, Fiu, CCI Media o 2MG… todos se enfrentaron a este grandísimo reto, y lo hicieron bien. Muy bien.


Estas son algunas de las presentaciones que se mostraron en el aula.

En estos momentos, la pelota está en nuestro tejado, y aunque todavía no tenemos una decisión tomada al respecto, queremos agradecer, una vez más, la buena disposición que tuvo la profesora de la asignatura Mónica Mestanza, quien ha sabido guiar y acompañar a los alumnos en esta difícil labor y ha sabido transmitirles la importancia de lo que representa una primera  toma de contacto con un proyecto real. Naturalmente, a la UIC, por dejarnos, una vez más, ‘colarnos’ en sus aulas y enseñar al tiempo que aprendemos. Y, naturalmente, si a alguien debemos mostrar nuestra gratitud, es a los más de cincuenta estudiantes que se han prestado a participar en este proyecto, nuestro proyecto. Ellos y nosotros sabemos que vamos a dar mucho que hablar, pero antes de hacerlo es importante pensar. Así que, por lo pronto, nos vamos a deliberar. Seguiremos informando.

 

Carolina Serra. Marketing Strategies.

Roldós Media, siempre al lado de la publicidad

El pasado 18 y 19 de noviembre, o sea la semana pasada, tuvo lugar una nueva edición -nada más y nada menos que la número 24, ahí es nada- del Drac Novell International, bajo el lema “El as de la creatividad”.

Nos es muy grato redactar este post entorno a este gran evento por varios motivos.

El primero, porque es una iniciativa única para que los estudiantes puedan dar lo mejor de sí y optar a conseguir algún reconocimiento que premie su valía en materia publicitaria, algo inaudito a su edad y con su experiencia. Como siempre, desde Roldós aplaudimos que año tras año la Associació Empresarial de Publicitat siga destinando esfuerzos y recursos a esta importante labor.

Otro de los motivos que ha hecho que hayamos decidido redactar estas líneas es porque una de nuestras clientas ha participado en la mesa redonda “Creatividad 4.0”, uno de los platos fuertes del evento. Durante casi dos horas, nuestra clienta Araceli Escobedo, jefa de marketing en España y Portugal en Urban Sports Club, estuvo debatiendo acerca de lo que implican las nuevas exigencias de los consumidores, y qué representa para las marcas y los  profesionales que a ellas se dedican, todos estos cambios. Y lo hizo junto a otros grandes comunicadores, como: Andrea Mingorance, transmedia account director en Bakery Group; Arnau Peidró, director creativo en McCann Health Barcelona; Doli Castillo, periodista, bloguera y docente especializada en marketing digital; y Robert Rabanal, socio fundador y director de Cheeseburger.

El tercer motivo, es por nuestra participación. Aunque no es la primera ocasión que algún miembro de Roldós Media participa en este Festival, en esta ocasión hemos tenido el honor de hacerlo por partida doble. Por un lado, moderando la mesa redonda mencionada anteriormente. Por otro, como Jurado de la retadora y emblemática categoría “Creatividad en 24 horas, en la que los participantes tienen que resolver un briefing en, como su nombre indica, nada más y nada menos que 24 horas. Se presentaron más de un centenar propuestas, por lo que las decisiones fueron difíciles de tomar. Por suerte, el elenco de profesionalidad de todos los miembros del jurado facilitó bastante la tarea.

Pues lo dicho, una vez más nos enorgullecemos de participar en este tipo de iniciativas que nos hacen seguir creciendo y dando valor a nuestra marca, al tiempo que ayudamos a que otros crezcan y empiecen a darse valor. Desde Roldós Media, seguiremos haciendo historia, y para ello debemos seguir estando más cerca que nunca de la profesión. Si quieres participar en eventos como estos, o quieres que te ayudemos a dar valor a tu marca, no dudes en contactar con nosotros.

No podemos despedirnos sin dar la enhorabuena a los organizadores y a todos los participantes, pero sobre todo, a los premiados. ¡No se gana un “Drac” todos los días!

 

Carolina Serra. Marketing Strategies.