Seleccionar página

Comunicar en tiempos de crisis

Durante las últimas semanas, son muchas las noticias negativas que hemos podido leer en los medios en relación con el asunto de la carne mechada. Las razones son obvias: dos personas fallecidas en nuestro país y otras tantas intoxicadas a causa del consumo de lotes en mal estado de este producto.

La Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España ha salido al paso enseguida, señalando que este brote constituye únicamente un caso aislado en nuestro país. Los datos lo confirman: en los últimos tres años, España ha registrado tan solo 15 casos como el de la carne mechada. Así pues, los consumidores deberían quedarse tranquilos.

En cualquier caso, se hace necesario un protocolo que actúe de manera eficiente contra una crisis que podría hacer mucho daño al sector cárnico. Una vía de actuación que pasa por comunicar dicha crisis de manera estratégica y directa. ¿Las claves? Ponerse en el lugar de los afectados, actuar con rapidez y, sobre todo, utilizar el sentido común. Tres ingredientes básicos a la hora de comunicar en tiempos de crisis. A raíz del tema, mostraremos dos ejemplos de crisis, que en su día fueron comunicados de distinta forma. Las conclusiones se obtienen por sí solas.

Maria Sharapova y su supuesto dopaje

En 2016, la tenista rusa fue acusada de dopaje por parte de las autoridades deportivas internacionales. ¿El motivo? Haber consumido meldonium, una sustancia sobre cuyos efectos no existe todavía un verdadero conocimiento. Antes de que la noticia pudiese propagarse y fuese ya demasiado tarde, la ex nº1 del mundo, asesorada por su equipo de comunicación, decidió adelantarse y ofrecer ante los medios su propia versión de los hechos. Esta iniciativa le permitió ofrecer argumentos convincentes sobre lo ocurrido y revertir la situación: las marcas patrocinadoras que le habían retirado su apoyo volvieron a respaldarla.

Nestlé y sus barritas de Kit Kat

Hace ya casi una década, la ONG Greenpeace publicó un vídeo en el que denunciaba que las barritas de Kit Kat de la compañía suiza se fabricaban con aceite de palma de los bosques de Indonesia, contribuyendo a su deforestación y, por tanto, a la extinción de los orangutanes que habitan dicha zona. La marca, en vez de actuar con integridad, no quiso reconocer la situación, lo que desembocó en una llamativa campaña de social media contra la misma. Pero, además, y a pesar de las acciones y comentarios de los usuarios, Nestlé empezó a borrar todas las quejas que denunciaban su mala praxis. Una reacción que animó a unirse a más usuarios y atacar las redes sociales de la compañía.

Desde Roldós Media podemos aconsejarte sobre cómo resolver de forma estratégica y directa una crisis de tu empresa o marca. ¡Contáctanos!

Pablo Gutiérrez, Departamento Digital

 

El cine, la “nueva” manera de que te vean. ¿Te animas?

Ante la inminente celebración de la segunda Fiesta del cine de 2019 – y tras el éxito que obtuvo la primera, que tuvo lugar los días 3, 4 y 5 de junio y que consiguió que 1,82 millones de espectadores cambiaran sus sofás por unas cómodas butaca-, nos ha parecido oportuno recordar, a nuestros lectores, la importancia del cine como medio publicitario.

Todos sabemos las ventajas que tiene, que pueden resumirse en tres. La primera, reside en la garantía de impacto. Efectivamente, el espectador no puede hacer zapping, ni levantarse a la cocina a prepararse unas palomitas. Quien está sentado en una de las butacas esperando a que empiece la película en cuestión, estará atento a lo que suceda en la pantalla, y ese alguien es medible y fácil de controlar. La segunda ventaja, es la predisposición del espectador ante el pase de anuncios. Es habitual que las piezas sean específicas para este medio, por lo que suelen ser piezas de media-larga duración, con unas características concretas, y suelen ser muy bien recibidas por quienes están al otro lado de la pantalla, que suelen ser sensibles a los pequeños detalles del celuloide, de ahí que todavía hoy estén allí sentados. Finalmente, otra de las grandes ventajas del cine, reside en que los anuncios forman parte de la experiencia de “ir al cine”. Es decir, estos no son considerados como un anuncio molesto porque no interrumpe nada, simplemente antecede algo que uno espera con ilusión o ganas. Por tanto, la actitud suele ser muy positiva. Y si a esto le sumamos la amplitud y comodidad de las butacas y la oferta de efectos sonoros y visuales que ofrece la gran mayoría de cines actualmente, la predisposición de los espectadores no hace más que incrementarse.

https://www.fiestadelcine.com

Enlace

Sin embargo, a pesar de todo ello, el bajo volumen de espectadores ha hecho perder el interés de muchos anunciantes, ya que representa una opción cara. Pero, tenemos que tener en cuenta que iniciativas como la Fiesta del cine son una muy buena oportunidad para exprimir al máximo las ventajas de este medio. Estudios realizados este año han demostrado su eficacia: “un estudio elaborado por Digital Cinema Media y Differentology en el que se refleja que los consumidores de entre 16 y 34 años confían más en la publicidad del cine que de la televisión, con porcentajes del 35% para el cine frente al 31% de la televisión”.[1]Así lo publicaba Marketingdirecto.com a principios de este año. Según la misma fuente, este estudio concluía que tras analizar a 19.000 usuarios, los resultados mostraron un porcentaje de atención del 95% en el cine. Por su parte, la televisión contó solo con el 55% y los videos online, con el 25%. Por tanto, parece que algo está cambiando.

Si estás en duda de si te conviene utilizar o no este medio, habla con nosotros y, no solo analizaremos tu caso, sino que, si así lo deseas, en Roldós Media podremos hacernos cargo de la planificación, negociación y compra del espacio y del tiempo en este medio. Recuerda que hasta el 28, 29 y 30 de octubre estás a tiempo. ¿Te animas?

Carolina Serra, Departamento Marketing

El poder del ‘terraceo’…

Si algo tienen los días de verano es que dan mucho de sí. Tanto, tanto, que exprimimos las horas de luz hasta máximos insospechados. Es decir, hasta la puesta de sol. Esta es una costumbre muy mediterránea y que, de momento, no pasa de moda. Es más, no solo no pasa de moda, sino que está más de moda que nunca. Porque, ¿quién no ha colgado alguna vez una foto de este momento en alguna de sus redes sociales? Disfrutar de este instante es un lujo, y si encima lo podemos compartir, se torna incluso mejor. No importa dónde sea: playa, montaña o terraza. Todo sirve. Pero si nos referimos a este último lugar, las terrazas, tampoco importa si están en lo alto o en lo bajo, lo importante, insistimos, es estar al aire libre.

En este contexto, nuestras amigas las marcas no iban a quedarse en casa, ajenas a lo que demanda el público, o dicho en un lenguaje más marketiniano, los consumidores. A nadie le sorprende ya encontrar a marcas de bebidas patrocinando estos espacios. Es habitual que parte de estos espacios, o todos ellos, estén ocupados por grandes carpas, lonas, sillas, barras, o similar, con denominaciones de producto, logotipos o imagotipos. Cinzano, Coca-cola, Moët, Estrella Damm… a todas las hemos visto y a nadie nos ha sorprendido; viene siendo algo habitual entre quienes quieren acercarse a su público y quienes quieren que así sea.

Fuente

Fuente

Antiguamente era costumbre ver este tipo de gestos en locales de ocio nocturno. Así, los que eran de trago fácil, o los que más exprimían la noche eran premiados con camisetas, llaveros, mecheros, o cualquier otro gadget inútil pero que en aquél momento se volvía de lo más deseado. Misterios de la noche… Ahora, en cambio, las modas han cambiado. Las marcas ya no necesitan obsequiar para regalar sonrisas. Simplemente necesitan estar. Si lo hacen bien, su simple presencia, basta. Así, una barra bien preparada, un photo call diseñado con gusto o un cornerestratégicmanete ubicado son suficientes para que los consumidores se interesen por las marcas. Si hay engagement, todos se sienten orgullosos de posar con ellas y subir esas instantáneas a sus redes sociales favoritas. Compartir, compartir, compartir. Esa es la premisa. Y si los instagramersestán contentos con esas imágenes tan chic, imaginemos cómo deben estar los señores anunciantes: sus seguidores, además de crear comunidad de marca, se encargan, orgullosos, de difundir los nombres de sus productos ante millares de personas. Impactos impagables e inalcanzables pagando…

Quizás, mientras leías esto, no has podido evitar soñar con el nombre de tu marca envuelto entre flashes y puestas de sol. Si te apetece hacerlo realidad, no dudes en contactar con nosotros. En Rodós Media podemos ayudarte y hacer, del verano, el momento ideal para hacer ese ‘click’ con los tuyos.

Carolina Serra, Departamento de Marketing

El orgullo de las marcas

Hoy no podíamos dejar de hablar del tema de la semana, la celebración de un evento que ha inundado las calles de medio mundo: el Orgullo Gay. Pero no, no hemos cambiado la temática de nuestro blog y no pretendemos explicar el origen de este acontecimiento, ni conmemorar el 50 aniversario de Stonewall, ni tan siquiera os explicaremos quién ofreció el pregón ni qué artistas protagonizaron el cartel de esta edición. En Roldós Media nos hemos fijado en otra cuestión: los patrocinadores.

A lo largo de estos días, el número de marcas que han apostado por dar apoyo a la causa son muchas, y no han dudado en hacerlo claro y alto. De este modo, han conseguido estar presentes en todos los eventos (y en todos los medios que han dado cobertura a los mismos) que se han ido celebrando a propósito del Orgullo, que cada vez vienen siendo más y más variados. De nuevo, las marcas, han tomado conciencia de la relevancia que tiene este colectivo y del aumento de participación de los ciudadanos en este tipo de actividades. Aunque participar en las actividades está muy bien, el plato fuerte sigue siendo la manifestación de clausura, donde un desfile de carrozas recorren las principales calles de cada ciudad. Al ritmo de música y buen rollo, estos vehículos sirven de plataforma para dar voz y visibilidad al colectivo, a la vez que se celebra y se reivindica. ¡Qué buena combinación! Por eso cada vez son más las personas que salen a la calle para apoyar la causa al tiempo que pasan un rato divertido. Saben que el espectáculo está asegurado, y ni la ola de calor, ni la siesta sirven de excusa para perdérselo.

Ante este panorama el número de carrozas patrocinadas va en aumento y las marcas no tienen por qué ser propias del colectivo LGTBI, como venía sucediendo antiguamente. Así, Shangay, el Grupo Arena, Durex, u otros clásicos de la fiesta conviven con marcas que han visto una oportunidad no solo de mostrar su lado más amable y tolerante, que también, sino de ser visto por millares de personas. En Barcelona hemos podido vera la marca Fuji, que ha sabido explotar su actividad de negocio, la fotografía, para implicar a los participantes al tiempo que daba a conocer sus cámaras Instax. Como vemos en las imágenes que siguen, además de su presencia en la carroza principal (junto a Shangay), completaron la campaña con una acción en redes sociales.

En Madrid, UBER desplazó un plan especial para esos días; por segundo año consecutivo fue el patrocinador oficial de movilidad del evento y volvió a teñir sus vehículos con los colores del arco iris.

Fuente: https://shangay.com

Así que ya sabes, si estás pensando en “subirte al carro” para el próximo año, no dudes en contactar con Roldós Media. Sabemos cómo ofrecerte el mejor asesoramiento tanto para este como para cualquier otro evento que se celebre en el país.

Carolina Serra, Departamento Marketing