Seleccionar página

Que algunas Ferias y otros tantos Festivales estén retomando su andadura es una de las mejores noticias que podíamos leer. Y esto nos afecta a todos los sectores que configuramos el grueso del tejido empresarial de este país; no solo representa un soplo esperanzador en clave económica, sino que es un gran síntoma de lo que empieza a demandar el público. 

A pesar de que se esperan unos meses un poco más animados de lo que ha venido siendo el primer trimestre del año, está claro que nada volverá a ser como antes, o por lo menos no todavía. Sin embargo, todos somos conscientes de que la fiesta debe continuar y cuanto antes, mejor. El virus ha venido para quedarse, como han hecho todos sus predecesores. Por tanto, cuanto antes aprendamos a convivir con él, mejor para todos.

Así, las ferias, los festivales, los encuentros literarios, profesionales o comerciales han tenido que trabajar, y mucho, en el desarrollo de nuevos formatos y nuevas estructuras que garantizasen la seguridad de todas los implicados. A lo largo de estos duros tiempos, de obligado parón, hay quien ha visto claro que la clave para seguir viviendo pasaba por reinventarse y no esperar a que pasara la tormenta. Es por ello que ahora, quienes hayan sabido transformarse podrán pensaren nuevos eventos. Seguro que van a surgir iniciativas muy interesantes, con nuevas maneras de propiciar el encuentro o el negocio, algunas online, otras presenciales y otras híbridas. No podemos olvidar que los espacios, cualesquiera que sean, deben garantizar la seguridad en todas sus dimensiones: asistencia y movilidad de los participantes y de los asistentes, higiene extrema en todos los espacios, ventilación permanente, limitación y control del aforo, reestructuración de espacios, o incluso la modificación del contacto entre personas, presente en los accesos y otros puntos de este tipo de eventos. 

Entre las nuevas iniciativas, hay muchas incertidumbres, pero algunas cuestiones están claras, por evidentes. La primera, que va a cambiar el número de certámenes que se van a llevar a cabo anualmente. Dadas las inversiones que se van a tener que realizar, no va a ser posible dar cabida a todo lo que se venía celebrando, solo algunos podrán hacerlo, aunque esto no significa que tengan que ser necesariamente los mejores, sino los que sepan hacerlo. La segunda cuestión que está clara es que, de momento, vamos a tener que esperar mucho para volver a ver grandes concentraciones de gente, una cuestión que quizás suponga un freno para algunos, pero será un incentivo para otros. La tercera, que es muy probable que los actos locales o nacionales sean mucho más viable que los de carácter internacional. Ante las incertidumbres y los constantes cambios en cuanto a las políticas y medidas establecidas por los diferentes países, va a resultar mucho más sencillo que empresas y asistentes internacionales se reserven la ocasión para más adelante. Por tanto, es una muy buena oportunidad para que aquellas empresas que quieran dirigirse a un público eminentemente nacional puedan hacerlo sin que otros interfieran.

   

https://www.eventoplus.com              https://cronicaglobal.elespanol.com

https://www.roldos.es/blog/izal-splau-y-roldos-desafian-a-un-viernes-13/

Pero, ¿por qué estamos tan contentos en el mundo publicitario? Más allá de los intereses propios de las industrias correspondientes, el negocio publicitario se alegra enormemente de estas buenas noticias. Este tipo de certámenes representa mucho más que un encuentro entre profesionales y aficionados; es una gran oportunidad para impactar con el público objetivo que corresponda, serán personas predispuestas a recibir noticias de sus marcas, y más en los tiempos que corren. Hace demasiado tiempo que nadie les habla. Y, aunque por todos es sabido que el coste por impacto de estos acontecimientos es elevado, en muchos casos está más que justificado dadas las bondades a largo plazo que se obtienen.

En cualquier caso, lo que está claro es que todos vamos a tener que ser muy flexibles, pero cabe decir que nos encontramos ante una oportunidad muy atractiva. Así, algunos preferirán realizar acciones especiales aprovechando la baja competencia, así se generará un mejor recuerdo; otros optarán por el patrocinio, que siempre ayuda al posicionamiento; otros, en cambio, se decantarán por el stand en el punto de venta con alguna que otra sorpresa, que siempre viene muy bien para la comunicación interpersonal y la recogida de BBDD; etc. Sea cual sea la opción en la que estás pensando, en Roldós Media podemos ayudarte. Sí, la planificación de medios también pasar poder desarrollar este tipo de acciones, en consonancia, siempre, con la estrategia de comunicación que se haya planteado. Y si no estás pensando en ninguna opción, porque aún no sabes por cuál decantarte, también te podremos echar una mano. Ahora, más que nunca, lo importante no es solo estar, sino saber estar.  

 

Carolina Serra
Marketing Strategies