Seleccionar página

Si hay algo que define a la Facultad de Comunicación de la Universitat Internacional de Catalunya es su predisposición a contar con profesionales en activo para acercar el mundo real a las aulas. Esta práctica suele ser muy bien recibida por las tres partes. Los alumnos reciben con agrado la visita de nuevas caras; un descanso temporal del profesor o profesora, siempre es bienvenido, no nos engañemos. Estos últimos se nutren de la experiencia de los invitados para complementar sus lecciones magistrales, a veces más teóricas. Y a los profesionales les viene muy bien para hacer balance de quiénes son y de su actividad, una práctica bastante descuidada por el quehacer diario.

La participación de Roldós Media en el mundo docente empieza a ser muy habitual. Hace ya unos cuantos años que estamos asistiendo a diferentes universidades catalanas para explicar a los alumnos a qué nos dedicamos. Lo curioso del caso es que, si bien de entrada algunos alumnos nos miran con caras reticentes, a medida que avanzan las sesiones, sus caras van siendo mucho más amables. Esto es lo que nos sucedió la semana pasada, cuando ‘nos colamos’ en una clase de los estudiantes de 4º curso del Grado de Publicidad y Relaciones Públicas de la UIC.

Al inicio de la sesión se nos ocurrió preguntar cuántos de los asistentes (una treintena) estaban interesados en dedicarse a la planificación de medios y cuál fue nuestra sorpresa al ver que no se alzaba ni una mano… A continuación, preguntamos si sabían cómo era el día a día de una agencia de medios y nos dimos cuenta de que ese era el quid de la cuestión; el problema no era que no quisieran dedicarse a ello, sino que no sabían qué engloba la planificación de medios. Ahí estábamos nosotros, afrontando el reto. Nos pusimos nuestro mejor traje y empezamos a explicar el día a día de Roldós Media. Pudieron ver de primera mano qué hace una agencia de medios y vieron que su actividad va mucho más allá del temido Tom Micro.

A lo largo de casi dos horas estuvimos explicando las diferentes fases que comprende nuestra actividad. En primer lugar, la de investigación, que engloba tanto el conocimiento de los medios, como el comportamiento de los consumidores y las audiencias. A pesar de que nos dirigimos a espectadores, lectores, usuarios, todos ellos son o serán consumidores, por lo que el cruce de datos es valiosísimo. Por otro lado, vimos la importancia de cada herramienta que nos ayuda en la planificación y estuvimos viendo ejemplos de cómo las cifras que estas nos ofrecen (totalmente objetivas), distan tanto de lo que podemos pensar a priori. En tercer lugar, hablamos de la planificación pura y dura y de la importancia de tener un buen briefing para poder elaborar un buen plan de medios. Finalmente, llegó el momento de hablar de la fase de compra, donde lo más importante no es la capacidad de negociación que uno tiene, sino la relación que se tiene con los medios. Efectivamente, en Roldós Media tenemos la suerte de poder presumir de ello; nuestra larga trayectoria y nuestra mejor reputación nos permite decir que somos los únicos que anualmente celebramos el Roldós&Friends. Y por último, como no, hablamos de la importancia del seguimiento de la campaña y de su evolución en los diferentes medios.

Tras proyectar algunos casos prácticos, pudimos ver que los rostros de los estudiantes había cambiado, sus ojos, de pronto, empezaron a brillar y, lo que es aún más halagador, sus manos empezaron a alzarse para formular un gran número de preguntas. Algunos, incluso, habían decidido que querían dedicarse a eso de la planificación de medios porque “no sabían muy bien lo que era hasta ahora y parecía muy interesante” e, incluso, más de uno se interesó por trabajar con nosotros. Con experiencias así, seguiremos aceptando cualquier invitación.