Seleccionar página

Uno de los grandes fallos en Publicidad y, concretamente, en el campo de la Planificación de Medios, es dejarse llevar por la intuición o por la experiencia, cuando no por ambas a la vez. Sí, podríamos decir que son los dos grandes males que pueden hacer fracasar una campaña de publicidad, tanto en lo que se refiere a su conceptualización creativa y a la ejecución de la misma, como a lo referente a su difusión. Es natural que, cuando uno ya es gato viejo piense aquello de “sé de qué hablo”, “esto ya lo he vivido antes” o, “si hasta ahora ha funcionado, ¿por qué no iba a hacerlo esta vez?”. Asimismo, también es más que comprensible que uno, tenga o no experiencia, se deje llevar por su intuición, ese sexto sentido que todos parecemos tener pero que, sin embargo, muchas veces nos conduce al fracaso. Esta intuición muchas veces está relacionada con nosotros mismos y con nuestro entorno y es la responsable de que pensemos que: “esto es mejor porque a mí me gusta más”, “esto lo conoce todo el mundo”, “no hay nadie que…”, “es imposible que esto que le guste a alguien”…

Pues bien, todos estos supuestos hacen que muchas campañas no lleguen a buen puerto precisamente por eso, porque no se sustentan en datos objetivos ni medibles. La investigación es el bien más preciado que tenemos actualmente y tenemos la obligación moral de utilizar toda la información que seamos capaces de recabar, ni que sea en honor a quienes pusieron los cimientos de la profesión, que tuvieron que trabajar a ciegas, apoyándose únicamente de experiencia (en otros campos, por supuesto) y de intuición.

Y estas líneas nacen a propósito de lo que nos ha ocurrido las últimas semanas. Quienes nos seguís habitualmente sabéis que 2022 está siendo un año muy especial para nosotros porque estamos celebrando el 150 aniversario de Roldós Media y, recientemente, hemos tenido el gusto de recoger el premio Carles Ferrer Salat, otorgados por Foment del Treball. Estos dos acontecimientos han fomentado nuestra aparición en muchos y variados medios y soportes de comunicación, tanto online como offline. Y cuál ha sido la sorpresa de todo el equipo al ir recibiendo afectuosos mensajes de felicitación de amigos, colegas y conocidos, a propósito de ello. Lo curioso, en muchas ocasiones, no ha sido el mensaje en sí mismo, sino que aquella persona estuviera consumiendo ese medio y ese soporte en concreto, ya fuera la radio, un suplemento dominical o un diario generalista.

WhatsApps recibidos a propósito de nuestra intervención en Onda Cero y en La Vanguardia.

Por suerte, la vida va más allá de nuestro círculo, que por cercano y reducido no nos permite ver el consumo real de medios. Incluso, hasta este círculo cercano y reducido sorprende con un consumiendo de medios y soportes muy distinto al que hubiéramos imaginado jamás. Por tanto, desde aquí queremos hacer un llamamiento a todos aquellos anunciantes que todavía toman decisiones a este respecto basándose únicamente en la opinión personal de uno o varios miembros del equipo y les animamos a pensar en la necesidad de tener datos. Y es aquí donde se hace necesaria la participación de profesionales; los datos por sí solos no dicen nada, hay que saber interpretarlos correctamente. Así que si tienes previsto planificar alguna campaña, grande o pequeña, compleja o sencilla, y quieres que te asesoremos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Aunque sea verano, en Roldós Media siempre habrá alguien para hacerlo. Si no es tu caso, ¡felices vacaciones!

Carolina Serra. Marketing Strategies