¡Quiero una web multi-idioma!

La exclamación que titula esta entrada es una exigencia habitual de muchos clientes a la hora de contratar la realización de una web corporativa para su empresa o marca.

Entendemos los motivos: diferentes targets que hablan diferentes idiomas, requieren webs en su lengua nativa. Totalmente lógico pues querer generar webs multi-idioma que se adapten a tantos lenguajes como sea necesario.

A nivel técnico hace mucho tiempo que este asunto no es un problema. Existen multitud de plugins de todo precio y condición que nos van a ayudar con esta labor. Estos plugins son pequeñas extensiones que se instalan en el gestor de contenidos y permiten una, dentro de lo que cabe, ágil gestión de las páginas de idiomas.
webmultiidioma idiomas

Sin embargo, aunque a nivel técnico no suponga ningún problema, la experiencia dice que a nivel operativo los idiomas suelen ser el principal problema del mantenimiento web. Es un problema muy recurrente y por eso nos hemos animado a escribir este post.

Normalmente cuando se encarga una web se es bastante ambicioso y se suelen encargar más idiomas de lo necesario. Esto supone un coste inicial extra, tanto por la creación de cada una de las páginas y de sus traducciones, como por la traducción en sí. Sin embargo el problema suele llegar a la hora del mantenimiento web. Muchos clientes olvidan que cambiar una palabra en una de las páginas supone cambiarla también en todos los idiomas que se haya elegido, multiplicando por ese número también el tiempo de gestión en cualquier cambio que se quiera aplicar.

Además, muchas veces se contratan webs en idiomas que el cliente no conoce, por lo que es necesario contratar traducciones a terceros para llevar a cabo cada uno de esos cambios, encareciendo el proceso y dificultando su gestión y sus tempos.
web multiidioma
Obviamente, no estamos en contra de las webs multi-idiomas (nosotros mismos la tenemos en tres), pero sí traemos una serie de consejos que os pueden venir bien a la hora de enfrentaros a esta decisión:
  • Conveniencia de la inversión: ¿cuántos lectores puede llegar a tener la versión de tu web en turco? Seguramente muy pocos. ¿Merece entonces la pena realizar la inversión de la traducción de la web al turco? Posiblemente, no. Nuestro consejo: traducir la web solamente a los idiomas que sea estrictamente necesario.
  • Conocimiento del idioma: aconsejamos a todos nuestros clientes que, salvo causa muy justificada, traduzcan la web solamente a idiomas que sean capaces de gestionar internamente. Por un lado, por comodidad y ahorro. Por otro lado, ¿de qué nos sirve una web en un idioma en el que no vamos a poder atender a posibles clientes?
  • Traducción completa: siempre nos preguntamos sobre la necesidad de traducir absolutamente toda la web a todos los idiomas disponibles. Un consejo que solemos dar a nuestros clientes es traducir solamente las partes básicas de la web, sin necesidad de traducir todas y cada una de las páginas, incluyendo el tedioso aviso legal.
  • Selector de idioma: el selector de idioma es la herramienta que permitirá al usuario cambiar la web a su idioma favorito. Recomendamos hacerlo visible y visual para que el usuario de forma rápida localice dónde poner la web en el idioma que prefiera con un solo golpe de vista.

En cualquier caso, necesites el número de idiomas que necesites, en Roldós, podemos ayudarte.

Alejandro Casero, Departamento Digital
EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter

5 cosas a tener en cuenta para optimizar tus URLs

En entregas anteriores de este blog hemos visto que existen muchas maneras de hacer SEO. Hasta 200 – según el artículo enlazado – palancas diferentes para optimizar una web para los principales buscadores, con especial foco en Google, el principal actor en nuestro mercado.

De todas esas múltiples posibilidades para hacer SEO, hoy nos vamos a detener en un aspecto que algunas veces se pasa por alto, la optimización de las URLs de una página para mejorar su posicionamiento.

Primero los básicos, ¿qué es una URL? Aquí os dejamos cumplida información, pero en resumidas cuentas es la cadena de carácteres que escribimos en el navegador para acceder a un determinados sitio web.

La URL es un elemento básico del posicionamiento de una página web y por lo tanto debemos prestarle la atención que merece. A continuación os dejamos algunas pautas básicas que os pueden servir para mejorar el posicionamiento de las páginas de vuestros negocios. Son sencillas de implementar, así que os aconsejamos que lo hagáis y observéis resultados.

- Que sea descriptiva: la URL tiene que ser descriptiva respecto del contenido. El truco infalible es comprobar que leyendo la URL tenemos una idea clara del contenido de la página. Si es así, lo estamos haciendo bien. Si está llena de números, caracteres raros o similar, es mejorable.

- Que tenga una buena organización jerárquica: un buen sistema de carpetas que organice correctamente la información será básico de cara a generar una estructura lógica y SEO friendly de URLs. La organización de toda la información por niveles y subniveles será indispensable para conseguir un buen sistema de URLs, teniendo en cuenta además que no conviene apilar más de tres niveles para no hacela extremadamente larga.

Que vigile la ortografía: muchos gestores de contenidos automatizan ciertos patrones y en español suele dar problemas la generación de URLs que contengan tildes o la letra ñ. Si no vigilamos las URLs es posible que una palabra con tilde o con ñ aparezca cortada. Deberemos sustituir esos cortes por las palabras sin tilde o con una n en vez de con una ñ para que los buscadores puedan comprenderlas correctamente.

Que respete el idoma: suele ser un problema en las páginas multiidioma. Es conveniente que la URL respete el idioma del contenido de la página. Algunos plugins multiidioma lo consiguen, pero otros ponen simplemente un tag del idioma y dejan la URL original, pudiendo por ejemplo una URL escrita en español, contener contenido en alemán, lo que perjudica el SEO.

Que tenga en cuenta el léxico: un error habitual es juntar dos palabras en la URL sin separarlas, cosa que es muy negativa para el SEO puesto que en vez de indexarse la combinación de palabras, se indexa una palabra inexistente hecha mediante la concatenación de ambas. Ese es un error habitual, pero hay más a nivel léxico. Todas se resuelven de la misma manera, utilizando palabras que sencillamente existan.

Hasta aquí algunos consejos básicos de cómo mejorar tu sistema de URLs. Si necesitas que nuestros expertos te echen una mano localizando posibles errores o solventándolos, estaremos encantados de ayudarte.

¡Contáctanos aquí!

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter

La tecnología Responsive

Es sabido que la gente cada vez más utiliza en teléfono móvil: además de las clásicas, hay funciones como saber cuándo llega el autobús, buscar un restaurante en un pueblo en el que me acabo de parar para descansar, aprender cómo se arregla un pinchazo de la bici o saber más de un personaje interesante del libro que estoy leyendo. Años atrás esto se consultaba en una enciclopedia, luego en Wikipedia a través del ordenador, y ahora la inmediatez de la respuesta me la ofrece el móvil.

Los usuarios se conectan cada vez más a Internet mediante dispositivos móviles (teléfonos, smartphones, tablets…), y cada vez menos desde sus ordenadores, por lo que el diseño web adaptativo se está convirtiendo en una necesidad para conseguir una navegación optimizada, sin perder nada del contenido de una web. Para que sea fácil y amigable, la web en la que encuentre la respuesta debe estar adaptada a los dispositivos móviles también. A todo tipo de dispositivos: Smartphones, Tablets, Portátiles y PCs de sobremesa.

smartphone-tv

No tener una web adaptada supone una evidente pérdida de posibles clientes, ya que por ejemplo en España existen 26 millones de móviles con internet y los usuarios que se conectan a diario son ya más de la mitad de la población.

Responsive es el diseño web que adapta la estructura de una web al dispositivo con el que sea visualizada, con el fin de que no se pierda nada del contenido de la misma y aporte mayor comodidad al usuario a la hora de navegar por el sitio web.

El diseño Responsive de la web permite que sus contenidos puedan verse de forma fácil y rápida, sin estar continuamente desplazando la pantalla en todas direcciones y haciendo zoom. Los textos son grandes y fáciles de leer y las imágenes se adaptan al ancho de la pantalla del móvil, así el usuario lo ve todo sin esfuerzo.

responsive

Una página web no adaptada tarda mucho más en cargar en dispositivos móviles que una web sí adaptada, entre otras razones por la gran cantidad de contenido y código que tienen, ocupan más memoria y el móvil no es capaz de procesar tanta información. Además algunas partes de las webs no adaptadas NO se ven móviles, por ejemplo menús, animaciones, vídeos y otros elementos que hayan sido realizados con flash, no cargan en la mayoría de móviles.

Con una web adaptada, los usuarios pueden saber la dirección de tu negocio y cómo llegar hasta él desde el lugar donde se encuentran a través de la geolocalización por GPS. Realizar un completo rediseño de la web de la compañía de acuerdo a los estándares de diseño web “responsive”, lo que permitirá que la web se adapte automáticamente a cualquier tipo de formato de pantalla.

Si te interesa obtener más información para adaptar tu web actual al diseño  Responsive, y quieres que te ofrezcamos un presupuesto que puedas asumir, no dudes en contactar con Roldós.

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter

Que tu web sea Responsive

Cuando hablamos de diseño web, hace ya bastante tiempo que se escucha una música de fondo: la palabra “Responsive” es la más pronunciada.

¿Qué es el diseño Responsive?

También llamado responsivo o adaptable, es una filosofía de diseño y desarrollo web cuyo objetivo es adaptar la apariencia de las páginas al dispositivo que se esté utilizando para visualizarla. La necesidad de este tipo de diseño surge con el auge de los smartphones y las tablets que cada vez tienen un mayor porcentaje de accesos a internet, cifrado actualmente en un tercio del total y con clara tendencia al alza.

responsive design

 

 

¿Es la mejor solución al diseño web actualmente?

Hay un intenso debate sobre este punto. Las principales soluciones a este asunto son dos:

  • Disponer de una versión de la web para smartphones y tablets a la que se redirige cuando se detecta la conexión desde uno de estos dispositivos.
  • Disponer de una página Responsive que muestra el mismo contenido -adaptado- independientemente del dispositivo de acceso.

Pese a que todavía grandes páginas (como Wikipedia) usan el primer modelo, cada vez son más las voces que se decantan por el diseño Responsive. Pese a que ambas tienen sus pros y sus contras, hoy por hoy parece no haber mejor solución a esta cuestión que el diseño Responsive.

¿Cuales son las principales ventajas?

La principal y más obvia es la correcta visualización desde cualquier dispositivo: sea cual sea su tamaño, la web se adaptará a él. Además, varios motivos más nos hacen decantarnos por esta solución:

  • Mejoras SEO: Google recomienda el uso de Responsive y tiene lógica ya que todos los esfuerzos SEO se centralizan en una misma url y no en diferentes.
  • Mantenimiento web: mantener una web se hace mucho más sencillo ya que solamente se tiene una web -Responsive- y no dos (versión PC y versión móvil) por lo que se ahorra tiempo, recursos y esfuerzo.
  • Disponibilidad de contenidos: a diferencia de las versiones para móviles, las páginas Responsive muestran el mismo contenido en PC que en dispositivos móviles, lo que hace que cualquier usuario, independientemente de su dispositivo pueda usar cualquier contenido o funcionalidad de la web.
Responsive

¿Cuales son los principales inconvenientes?

A nuestro modo de ver, dos son los principales problemas que genera el diseño Responsive:

  • Velocidad de carga: las páginas con un diseño Responsive tardan más en cargar, es un hecho. Sin embargo, la mejora de los dispositivos, de las velocidades de conexión y de las tarifas de datos, cada vez más harán este inconveniente menos importante.
  • Estrategia web única: no está claro si es una ventaja o un inconveniente. En cualquier caso, la web que se sirve a móviles y a PCs es la misma por lo que no se pueden diseñar estrategias diferenciadas en función del dispositivo. Por un lado es bueno, porque se establece una estrategia web global; pero al mismo tiempo nos deja menos margen de maniobra a la hora de pensar en estrategias orientadas a un dispositivo específico.

Nuestro veredicto

Nuestra opinión es que para las webs corporativas cuyo objetivo es dar información detallada de una empresa, de un servicio o de un producto, la mejor solución es el diseño Responsive.

Así que, busca en tu Smarphone la web de tu empresa y si no la ves bien, piensa que necesitas hacer algo. Que tu web sea Responive. Si no sabes por dónde empezar, podemos ayudarte.

 

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter