Comunicación, desinformación, y medios

En los últimos meses hemos ido siendo conscientes de la popularización de palabras como “fake news” o “desinformación” que no dejan de reflejar algo tan antiguo como hacer correr información errónea, malintencionada o vacía  de contenido con una finalidad intencionada. A la par de esto, hemos podido ver la creciente preocupación por el negativo impacto que esto está provocando entre la opinión pública y los medios de comunicación.

Según el Informe de Predicciones Tecnológicas para el 2018 de la consultora Gartner (analizado el pasado 7 de noviembre en el CCIB de Barcelona) en el año 2022 la población de las economías avanzadas consumirá más noticias falsas que verdaderas. Una de las claves que explican la proliferación de esta problemática ha sido el papel amplificador de las redes sociales que no ha hecho más que abonar un campo ya muy empobrecido de pensamiento crítico.

En el mundo de la publicidad las marcas, y las empresas a las que pertenecen, pueden ser doblemente víctimas de esta problemática. Por un lado como anunciantes, apareciendo sus mensajes al lado de noticias que causen un negativo impacto por efecto contagio a su imagen de marca. Por el otro, ellas mismas pueden ser las protagonistas de un bulo propagado por una noticia falsa ¿O es que ya no recordamos leyendas urbanas tan sonadas como la de gente encontrando animales muertos dentro de latas de refrescos?

En el otro lado está el periodismo. De acuerdo con el primer punto del código deontológico del periodismo; “el periodista debe mantener un compromiso ético respecto a la verdad”. En la práctica nos encontramos que; según la línea editorial de cada medio de comunicación, de los intereses del accionariado propietario y de la influencia ideológica de los anunciantes que sustentan económicamente los medios con sus inversiones publicitarias, la visión de la realidad es percibida y comunicada de una forma totalmente diferente dependiendo de quien la narre.

Toda esta problemática acelera la profunda transformación que está viviendo el sector. Tres de los grandes grupos mediáticos españoles; Vocento, Prisa y Unidad Editorial (y en general todas las cabeceras del país) encadenan varios años de desplomes, sobre todo en lo que a su negocio de periódicos se refiere. Entre enero y septiembre de 2017, la suma de los ingresaron de estos tres grupos fue de 56 millones de euros menos que en el mismo periodo del año pasado en sus divisiones de prensa (20 millones a causa de la bajada de la publicidad, 30 millones a causa del desplome de la circulación y el resto a suplementos, revistas y promociones).

Joe Heller: Ilustración para el editorial de “The Daily Astorian” (1/12/2016)

Uno de los agravantes de esta situación es el deterioro de la confianza de la audiencia de los medios de comunicación y si de algo ha de servir es para recordar su misión informativa y compromiso con el derecho a la información recogido por la resolución 59 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, así como por el Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Prueba de esto  son los resultados que arroja el informe trust in news elaborado por Kantar Media entre ciudadanos de Brasil, Estados Unidos, Francia y Reino Unido que confirma la perdida de la credibilidad de la información que circula por las redes que abre una brecha de confianza entre los medios digitales y los tradicionales.

Podemos observar pues, que marcas y empresas continúan creyendo en la publicidad en la prensa escrita, y que la perdida de la competitividad del medio es acusada por la caída de la credibilidad y difusión, no por la de la caída de publicidad que experimenta un lento pero sintomático retroceso año a año.

Está claro que el sector está en plena y brutal transformación y que; agencias, medios y anunciantes no nos podemos permitir el lujo de descolgarnos de esta realidad ni de tomar parte activa en esta apasionante cruzada. En Roldós seguimos apostando por mantener una postura crítica ante la información y la lealtad como forma de regir nuestras acciones, planificaciones y forma de relacionarnos con nuestros clientes y stakeholders como bien apunta nuestro lema corporativo acuñado por Rafael Roldós en 1872; “de la Transparencia, el Respeto; de la Cercanía, la Confianza”. 

“Fake news” 1894 illustration by Frederick Burr Opper
EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter

99 años sin Rafael Roldós Viñolas

De este tema sabemos que hemos hablado en alguna que otra ocasión, pero no nos cansamos de detener nuestros quehaceres diarios –valga lo paradójico de la expresión– para recordar a don Rafael Roldós Viñolas, la persona que fundó esta agencia y que se encargó de crear y asentar muchas de las bases de este negocio, el publicitario.  

Fotografía inédita de don Rafael Roldós Viñolas

 Fuente: archivo familiar

Ya son 99 los años que esta profesión vive sin él, los mismos años que esta agencia funciona sin la figura que le dio nombre. Pero nos sentimos orgullosos de reconocer que no ha habido ni un solo día en que no lo hayamos recordado. De una manera o de otra, sus enseñanzas siguen estando muy presentes y su figura, también. Ciertamente, el día a día no nos permite rememorar su espíritu emprendedor, ni recalcar cuán importante fueron sus numerosas hazañas, muchas de las cuales no solo se tradujeron en avances importantísimos para la evolución publicitaria, sino en un empuje para el desarrollo del tejido empresarial la ciudad de Barcelona. Por suerte, lo que la vorágine de los tiempos que corren y la rutina nos impide, nos lo recuerdan otras voces.

En ocasiones, este recuerdo nos llega a través de quienes han coincidido con algún testimonio que tuvo la suerte de conocer a don Rafael, o de trabajar en la agencia. Si tenemos en cuenta las fechas a las que nos estamos refiriendo (último tercio del siglo XIX y primeras décadas del XX), vemos que las dimensiones del sector empresarial de esta ciudad eran pequeñas, por lo que no es de extrañar que aquellas sagas familiares que se han mantenido fieles a estas tierras, hayan coincidido en espacio y tiempo con la agencia.

Por otro lado, estos testimonios también nos han llegado a través de los medios de comunicación, sean o no del sector. Resulta habitual encontrarnos ante menciones a Rafael Roldós Viñolas, un hombre que, además de ser el primer agente de publicidad documentado de nuestro país, fundó una de las primeras agencias de publicidad y creó, a finales del siglo XIX, uno de los diarios más importantes de la ciudad: Las Noticias

Finalmente, su nombre también aparece en la literatura publicitaria y periodística (o de ámbitos afines). Nos agrada ver cómo se reconoce su labor y constatar que, por mucho que pasen los años, su recuerdo no se desvanece. De hecho, hace pocos días, nos obsequiaron con el libro Tapas de publicidad (muy recomendable, por cierto), de la profesora Eva Santa, donde se le reconoce su loable labor y sus múltiples enseñanzas.

Y es que, como afirmara en su día el diario barcelonés Barcelona Pensión (1 de noviembre de 1918): “Hay hombres cuya vida debiera ser infinita, y entre estos debía figurar don Rafael Roldós”. 

Mención a Rafael Roldós Viñolas

Fuente: Mundo gráfico, noviembre de 1918

Nunca está de más recordar a lo que nos precedieron. Quizás sea cuestión de modas. Quizás la Historia ha vuelto para quedarse. En cualquier caso, es evidente que recordar nos hace más grandes. Y como en Roldós Publicidad estamos para seguir creciendo, empezaremos a pensar cómo recordar a Rafael Roldós Viñolas cuando se cumplan cien años de ausencia. 

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter

La importancia de no olvidar

Entre las muchas contrariedades que caracterizan a la publicidad, hay una que siempre nos ha llamado mucho la atención. A pesar de su lucha constante por conseguir el recuerdo del consumidor, durante décadas ha apostado por el olvido de sí misma y ha desatendido enormemente la preservación de su historia. Y en el terreno periodístico ocurre lo mismo.

Como norma general, y por la actividad a la que nos dedicamos, en este blog solemos hablar de publicidad. A veces, de temas históricos. Otras, de nuevas tendencias. Pero siempre o casi siempre, de publicidad. Esta semana nos apetece dedicar estas líneas a la prensa.

Sí, ese gran medio de comunicación que nos dió la oportunidad de desarrollarnos y que durante muchos siglos ha sido el medio publicitario por excelencia. A principios de año se presentó Història del periodisme de Catalunya, una obra de tres volúmenes que repasa la historia de la comunicación del país, desde el siglo XVI hasta la actualidad.

Esta iniciativa llena un importante vacío en el ámbito del periodismo. Como hemos manifestado en otras ocasiones, mantener a salvo nuestro legado, debería ser una obligación moral de todos los profesionales. Desde Roldós, muchas veces reivindicamos nuestra postura al respecto y nos unimos a todas las voces que se suman a la causa, cualquiera que sea la disciplina. En todos los casos, lo importante es recuperar la historia, velar por su mantenimiento, y luchar por su difusión. Solo así logramos avanzar.

Con la publicación de esta obra nos hemos sentido especialmente sensibles. Y es así por dos motivos. El primero, porque se repasa la historia del periodismo, desde sus inicios hasta la actualidad. En este repaso, y como es natural, la presencia de la publicidad es constante; la dependencia publicidad-periodismo queda reflejada desde mediados del siglo XIX. Su necesidad mutua les obliga a llevarse bien.

El segundo motivo por el que nos sentimos apelados es por las numerosas apariciones de Las Noticias – diario fundado en 1896 por quien fuera el fundador de esta empresa, Rafael Roldós Viñolas, y que tanto trabajo realizó por el periodismo y por la publicidad – en los capítulos que abarcan el estudio de las primeras décadas del siglo pasado.

Antes de despedirnos queremos dar la enhorabuena a todos los autores que han participado en el arduo trabajo de conservación de la historia, una labor necesaria para profesionales, académicos y aficionados.

Como siempre decimos, en Roldós seguimos a la disposición de todas aquellas marcas y proyectos que quieran escribir con nosotros las próximas páginas y el futuro de la historia del periodismo, los medios y la publicidad. Por ello, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter