La publicidad en los años setenta

El post de esta semana nos remite a un texto publicado en La Vanguardia en la década de los setenta del siglo pasado. Si leemos atentamente las diferentes ideas de esta breve sección periódica titulada “El pro y el contra”, advertiremos grandes dilemas, todos ellos propios de debate hoy, casi cincuenta años más tarde.

Noel Claraso, afamado escritor y guionista español, es capaz de concentrar interesantes reflexiones a propósito de la publicidad en un brevísimo texto. Nuestro objetivo es destacar algunas de ellas para que nuestros lectores pueden ver cómo eran las cosas antes y cuánto de iguales son ahora… 

La Vanguardia, 22 de julio de 1975

La Vanguardia, 22 de julio de 1975

En primer lugar, el autor habla del uso de determinadas licencias publicitarias referentes al lenguaje: las faltas de ortografía. Así, no era extraño (ni lo sigue siendo), que algunos textos presentaran algún error ortográfico o gramatical. De este modo se conseguía captar la atención del público. Actualmente, a pesar de que sería una interesante técnica para intentar conseguir un segundo de atención (o un clic) de nuestra audiencia, su abuso (intencionado o no) la ha relegado al olvido. La costumbre es lo que tiene. Por desgracia, a nadie sorprende ya toparse ante una falta ortográfica en un anuncio (ni tampoco en los libros, medios de comunicación u otros medios impresos). Por eso, el famoso “si toséis, toméis” -conocido slogan al cual alude Claraso, y que se hizo muy popular en la Barcelona de principios del siglo pasado, gracias a la perspicacia del publicitario Rafael Roldós, que lo ideó para dar a conocer el producto de su gran amigo, el doctor Andreu- ya no causaría el revuelo que supuso en su momento.

En segundo lugar, el texto se refiere también a la idea de que “lo bueno de un anuncio es que llame la atención”, aunque sea a base de repetición, llegando, si es necesario, hasta la saciedad. Pues bien, el verano de 2017 nos deja una muestra de cómo seguir a pies juntillas esta recomendación y, además, con éxito. Algún avispado lector ya habrá intuido que nos estamos refiriendo al controvertido anuncio del “pollo, pollo”, de una conocida cadena de comida rápida. Esta campaña ha conseguido revolucionar las redes sociales a la par que ha representado un aumento de las ventas del mencionado producto, según afirma la compañía, convencida, además, de que “Cuando algo es bueno de verdad, se dice dos veces. Por eso en KFC no hacemos solo pollo, hacemos Pollo, Pollo.”

Una vez más, nos encontramos ante un caso que nos demuestra que no todo está caduco. Eso sí, hay que dar con la varita mágica, aunque, esa oportunidad en ocasiones sea fruto del azar.

Anuncio KFC “Pollo Pollo”. Fuente: Youtube

A lo que no tenemos respuesta todavía es a las reflexiones que el autor expone acerca de la nomenclatura publicitaria. Y es que… si “la ciencia de los anuncios se llama publicidad (…) ¿por qué no llamarla anunciaduría? O ¿por qué a los anuncios no se les llama publicidatorios o algo así?”. Realmente, continúan siendo misterios del lenguaje, y hasta que podamos resolverlos, desde Roldós seguiremos atentos a la revolución del “pollo, pollo” y a las posibles licencias ortográficas que nos depare “la vuelta al cole”. 

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter

El momento de las campañas de Social Video

En Roldós Publicidad estamos en constante contacto con la actualidad publicitaria, tanto en los medios tradicionales como en el ámbito del marketing online. Es por ello que estamos en disposición de decir que nos encontramos ante una oportunidad, y las oportunidades hay que aprovecharlas. Es el momento para hacer campañas de Social Video: los costes de las campañas llevan algún tiempo bajo mínimos y ofrecen excelentes oportunidades para los anunciantes en estos momentos.

Nos estamos refiriendo a realizar campañas de promoción de contenido en vídeo, en las principales Redes Sociales: tanto Facebook como Instagram, pero también en Youtube. Los costes de este tipo de campañas están en su mejor momento y estamos consiguiendo miles de impactos con unos presupuestos más bajos que nunca.

Tenemos una teoría al respecto. Google (para Youtube) y Facebook (para su propia red social pero también para Instagram) están librando una batalla sin cuartel para controlar los anuncios de vídeo y lo están haciendo con el arma más poderosa de cualquier campaña, su precio.

En los últimos meses hemos gestionado campañas de promoción de vídeo con unos costes por reproducción muy inferiores al céntimo de euro, lo que nos permite conseguir miles de reproducciones de un público cuidadosamente segmentado por target por inversiones muy razonables.

A modo de guía y sin que sirva como precedente, ya que cada campaña es diferente, en media estamos obteniendo unos costes por reproducción (CPV) como los que siguen, para targets más o menos amplios:

  • Youtube (Google Adwords): CPV 0.02€
  • Facebook (Facebook Ads): CPV 0.009€ (¡atención al segundo 0!)
  • Instagram (Facebook Ads): CPV 0.01€

Cualquier empresa o marca con material audiovisual en formato de vídeo debería en este momento interesarse por este tipo de campañas ya que su rentabilidad está en el mejor momento. El cambiante mercado de los anuncios que funcionan a través de subasta es muy imprevisible y no podemos saber cuanto durará la situación actual, así que recomendamos a todos nuestros clientes este tipo de inversiones.

Si tienes una marca interesada en promocionar sus contenidos en vídeo, es el momento, no lo dudes. En Roldós, nuestros especialistas podrán ayudarte a planificar tu campaña en Social Ads, ¡pregúntanos!

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter

Instagram Ads, publicidad directa al smartphone

Con una comunidad que supera los 300 millones de usuarios, Instagram se convierte en una de las plataformas de anuncios para móviles más grandes del mundo. A partir de ahora, los usuarios verán aparecer en sus feeds de fotos, imágenes patrocinadas de marcas y productos.

Un servicio exclusivo vía smartphone a través de la aplicación y que de momento se trata de un terreno virgen para la publicidad legal. Ahora las marcas tendrán que ser capaces de buscar fórmulas publicitarias en la red social sin que parezcan publicidad.

El engagement podría ser mucho mayor comparado con otras redes sociales, dónde el usuario es mucho más atacado por la publicidad.

Para que los anunciantes tengan nuevas opciones de patrocinio, Instagram hizo público que lanzará en los próximos días nuevos formatos que permitirán emitir publicidad. Además, se busca hacer que los usuarios puedan interactuar con dicha publicidad, ya sea visitando a un sitio con información de un producto, apuntándose en un boletín de noticias o descargando alguna aplicación.

En una segunda fase a finales de año, la plataforma pretende permitir una segmentación más detallada a los anunciantes. En colaboración con Facebook, la compañía ofrecerá segmentación basada en datos demográficos e intereses.

De momento tendremos que esperar hasta que Instagram despliegue todas sus herramientas, pero todas las fuentes apuntan que la inversión publicitaria en la plataforma puede superar en unos años a la de Facebook.

Si estás interesado en estar presente en Instagram, puedes consultarnos y estaremos encantados de ayudarte.

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter

Iniciando una campaña de Google Adwords

A día de hoy, cuando pensamos en una campaña para anunciar un producto o servicio, es muy común dedicar un espacio de la misma al mercado online, y dentro de éste, una parte muy importante son los Google Adwords. La pregunta es, ¿puede cualquier persona crear una campaña en Google Adwords para su producto o servicio? Pues la respuesta es que, con tiempo, todos podemos hacerlo. Vamos ahora a dar unas pistas rápidas para por lo menos tener unas nociones básicas de lo que deberíamos hacer.

Lo primero será determinar a que página web vamos a enviar a nuestros posibles clientes, lo que se llama la Landing Page. Dicha página ha de:

  1. describir lo mejor posible a nuestro producto o servicio
  2. permitir al cliente potencial profundizar en el mismo (por ejemplo comprándolo o contactando para pedir más información)

La Landing Page es a priori una página en concreto de nuestra web, aunque si no da respuesta a los dos puntos anteriores podemos crearla ex profeso para la ocasión.

Hay que escoger la Landing Page más adecuada posible

Una vez tenemos decidida la Landing Page, creamos el Anuncio en sí. Dicho anuncio debe ser una “píldora” de la Landing Page, es decir, los clientes potenciales que vean el anuncio han de:

  1. Tener ganas de clickarlo
  2. Relacionar rápidamente al anuncio con la Landing Page (y viceversa)

Es muy importante que pasen estas dos cosas a la vez, pues de lo contrario estaremos perdiendo el dinero de nuestra inversión. De ahí la importancia de reflejar lo mejor posible el anuncio con la Landing Page, siendo honestos y a la vez creativos para atraer la atención de los posibles clientes.

Ejemplos de anuncios en Google Adwords

Y por último, una vez tenemos decidido nuestro anuncio, hay que decidir qué palabras clave lo van a activar, esto es, qué búsquedas hará la gente en Google que activen nuestro anuncio. Hay muchas “reglas” y “normas” para escoger unas buenas palabras clave, de momento nos quedaremos de nuevo con un par de consejos:

  1. Que el anuncio y la Landing Page contengan a nuestras palabras clave
  2. Que sean palabras clave lo más concretas posibles

Respecto al punto 1, es una manera de asegurarnos que tanto nuestro anuncio como nuestra Landing Page están relacionadas con la palabra clave. Respecto al punto 2, es una manera de obligarnos a encontrar nuestro nicho de mercado, pues la competencia en Google Adwords suele ser importante.

Hay que ajustar al máximo nuestras palabras clave

Esperamos que estas pequeñas nociones de Google Adwords os hayan servido para entender más la plataforma. Ahora podéis intentar realizar una campaña por vuestra cuenta o, si lo preferís, contactar con nosotros para que os la gestionemos.

EnviarShare on FacebookShare on LinkedInShare on Twitter