Seleccionar página

A finales del mes pasado nos sorprendía una noticia: Amazon ponía en marcha en Madrid su servicio Prime Now capaz de realizar entregas en 1 hora con un coste de menos de seis euros o en 2 horas sin coste.

Esta novedad, presentada ahora en nuestro país pero que lleva tiempo funcionando en otros puntos de la geografía, podría parecer simplemente una vuelta de tuerca más al servicio de entrega a domicilio, pero la realidad es que se trata de la primera piedra de una auténtica revolución, no solamente en el comercio electrónico sino en el comercio en general.

Hasta ahora la frontera entre el comercio tradicional y el electrónico era muy clara. La marcaba la inmediatez. El “quiero algo ahora” solamente se podía saciar bajando a la calle a comprar en un establecimiento convencional. Pero con los plazos de entrega reducidos a la mínima expresión, la lógica del comercio electrónico salta por los aires.

¿Qué pasa si la compra te llega antes a casa si la haces por internet que bajando al supermercado? ¿Qué pasa si tener los zapatos que te quieres comprar es más rápido en Amazon que yendo al Centro Comercial?

Pues pasa que las reglas del comercio han saltado por los aires y ha comenzado la auténtica Revolución del comercio electrónico. Los distribuidores que quieran sobrevivir a largo plazo no les va a quedar otra que una apuesta firme y decidida por el comercio electrónico en general y por los marketplaces en particular, con especial atención a lo que haga el player más importante del sector por el momento: Amazon.

Sin olvidar que a la vuelta de la esquina tenemos otra revolución esperandoAlibaba, el gigante chino de las compras por internet, está articulando su desembarque en Europa, con la misma lógica de entrega rápida que Amazon pero además siendo imbatible en precio.

Los cimientos del comercio se tambalean ante la revolución desatada por la entrega immediata. Conviene estar preparados para sobrevivir. Tanto si ya vendes online, como si quieres empezar a hacerlo, en Roldós te podemos ayudar. ¿Quieres saber cómo? ¡Consúltanos!