Seleccionar página

Recientemente ha sido confirmada la resolución del expediente de la “Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia” por la cual se prueban demostradas prácticas anticompetitivas en licitaciones de contratos públicos. La acusación de fraude, en este caso, afecta a cuatro agencias de medios españolas acusadas de intercambiar información sensible para repartirse adjudicaciones millonarias de los contratos de publicidad institucional de la Admón. Gral. del Estado.

Pero esta noticia no es un caso aislado. Este mismo 2018 también hemos sabido que la CNMC investiga y estudia sanciones millonarias para las 2 principales cadenas de televisión del país por alterar de forma muy grave el mercado publicitario de este medio. La burbuja de los influenciadores y el fraude de la viewability en digital… No salimos de una que entramos en otra.

Todo esto es un gran problema para la industria de la publicidad y es un vivo retrato de la sociedad en la que vivimos, ¿O es que a alguien le sorprende que los partidos políticos de nuestro país estén continuamente envueltos en casos de corrupción o que estemos entre los paises con mayor tasa de economía sumergida de Europa?

Estos escándalos, si para algo deberían servir, tendría que ser para concienciar al sector que las buenas prácticas aportan más beneficios que las trampas puntuales que puedas colar. Y es que al fin y al cabo no son más que un burdo engaño que lleva a un callejón sin salida de deslegitimación y pérdida de confianza que afecta a todos. El ADN de Roldós, plasmado en los valores de nuestro lema, nos hace trabajar con la rigurosidad y transparencia que nuestros clientes y colaboradores merecen. De la transparencia el respeto, de la cercanía la confianza.

 

Marcel Ricart, Key Account Manager