Seleccionar página

Esta semana nos vamos a detener en una exposición. Sí, queremos dar un paseo por La llum de Barcelona. Un passeig pel nostre talent, o lo que algunos han descrito como “la primera exposición sobre los genios catalanes y su aportación nacional e internacional”.

Esta muestra, que podrá visitarse hasta el 22 de febrero en los jardines del Palau Robert de Barcelona, pretende homenajear el talento catalán y poner en valor todo aquello que los catalanes y las catalanas han aportado al mundo. Y, a la vista de la exposición, y de la larguísima lista, no es corta. Aunque desde aquí, nos ponemos en la piel del comisario, Albert Torras, y queremos felicitarle por la difícil tarea que ha tenido que asumir. Enfrentarse al difícil reto de seleccionar los nombres más ilustres del mundo de la medicina, la arquitectura, el cine, la moda, el humor o el periodismo, no debe ser nada fácil. Y es que, si la lista de nombres que aparece es larga, ni qué decir tiene lo extenso que es el listado de ausentes…

En nuestro caso, nos enorgullece estar encabezando la lista de los nombres más ilustres del mundo de la Publicidad. Rafael Roldós Viñolas vuelve a aparecer entre esos nombres que destacaron en la difícil tarea de crear una profesión. Con su ayuda, a finales del siglo XIX y con el telón de fondo de la renovación de Barcelona y de su oportunidad en orden a nuevas iniciativas económicas y mercantiles, empezaron a surgir las primeras muestras y necesidades anunciadoras, lo que dio paso al nacimiento de esta profesión: la publicidad. Efectivamente, era una ciudad donde todavía estaba todo por hacer, pero con nombres de hombres y mujeres que supieron poner en práctica su visión emprendedora y su olfato de negocios. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, en Roldós nos encanta este tipo de exposiciones e iniciativas; nuestra actividad profesional consiste en ayudar a terceros a ser recordados, y este tipo de muestras nos recuerdan que, aunque en otros contextos, es posible.

Lo interesante de esta exposición es, precisamente, la alternancia de nombres; se ha sabido trazar un itinerario a caballo entre la exhaustividad y la generalidad, que lo hace muy representativo. En el caso que nos ocupa, los nombres escogidos han sido, además del fundador de esta casa, los siguientes: Lluís Bassat, Victor Sagi, Joaquim Lorente, Luis Casadevall, Juan Campmany i Robert Rodergas. Y es que, aunque a veces parezca que el olvido hace mella en el recuerdo, parece que siempre hay alguien dispuesto a encender la luz, una luz muy necesaria mantener viva la historia de cada país.